image

Desafíos financieros ante los retos que deja el COVID - 19

Resumen:

El COVID – 19 trae retos para las Compañías y los Directivos lo que a su vez requiere que estos últimos tomen acciones de forma inmediata, pero ¿En materia financiera cuales deben ser los elementos a considerar? Comunicación asertiva, rápida y flexibilización con clientes y proveedores; control y monitoreo del flujo de caja con una mayor frecuencia, velar por que cada producto y/o servicio cuenten con un margen de contribución positivo, revisar y ajustar el presupuesto corporativo, entre otras alternativas serán desarrolladas en el artículo. No obstante, es vital recodar que el foco para la toma de decisiones será la transformación y reinvención de la Compañía.

 

Artículo:

En el radar de los países está el impacto económico que ha dejado el COVID-19 dado que a nivel global se ha presentado una desaceleración en el crecimiento reflejado en: la caída de las bolsas de mercado mundiales, la variación en la oferta y demanda de los bienes y servicios que afecta a las industrias y la volatilidad de las tasas de cambio, provocando así una contracción del PIB en tan solo el primer trimestre del año.

Este cambio en la dinámica ha implicado que los gobiernos nacionales creen políticas para mitigar el impacto de la pandemia, tal es el caso del Decreto 417 del 17 de marzo de 2020 por el cual declaran un Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica en el territorio colombiano y se pretenden implementar medidas para reducir la insuficiencia de liquidez y con ello atender las necesidades generadas de la crisis.  Ahora bien, el desafío al que se ven enfrentados los Directivos es innegable pues la resiliencia es lo que define el éxito de las Compañías por lo que es necesario plantear el siguiente interrogante ¿En materia financiera cuales deben ser los elementos a considerar? A continuación, algunos de los aspectos relevantes en el proceso de adaptación de la empresa al entorno que llevaran a replantear la estrategia para enfrentarse a los nuevos retos:

1. La insuficiencia de liquidez obliga a las Administraciones evaluar opciones como la flexibilización con clientes y proveedores, esto implica que en el caso de los primeros se indague acerca de la disponibilidad y temporalidad de los recursos para cancelar las obligaciones y con los últimos llegar acuerdos de pago razonables. Con ello lo que se pretende es crear relaciones corporativas colaborativas para garantizar la capacidad de la compañía para hacer frente a sus compromisos. En resumen, queremos saber en qué lugar del estado financiero y de prioridades estamos para nuestros clientes y proveedores.

2. Es necesario para la Compañía realizar el control y monitoreo del flujo de caja con una mayor frecuencia y al mayor nivel de detalle posible ya que la insolvencia debe ser manejada de forma adecuada, lo que requiere la posible identificación de nuevos riesgos y la creación de controles que permitan garantizar la liquidez de la Empresa.

3. El análisis de costos es fundamental, pero es posible que este tema se vislumbre como una oportunidad para el negocio. A continuación, dos posibles escenarios:

a)  El margen de contribución (venta menos costos variables) es sin duda un elemento fundamental en este ámbito, por lo cual es necesario que las decisiones de los directivos se enfoquen en flexibilizar los costos variables relacionados con la venta o la prestación de servicio.

Ahora bien, para la Administración se debe convertir en prioridad analizar el portafolio por separado y velar por que cada producto y/o servicio cuenten con un margen de contribución positivo.

b) Los costos fijos son requeridos para el funcionamiento de la Compañía, pero dentro del mediano y largo plazo pueden dejar de tener un comportamiento constante para convertirse en variables o negociables. Tal es el caso de los gastos como: arrendamientos, honorarios, servicios públicos, depreciación.

Cabe aclarar que la revisión de los costos se debe hacer de una manera responsable pues no puede ir en contravía de los diferenciadores de la Compañía y estándares de los productos o servicios ni de la calidad humana.

4. Las Empresas pueden ser beneficiarias de los estímulos económicos dado que tanto el gobierno como las entidades del sector financiero hoy por hoy ofrecen alternativas manejables para enfrentar las dificultades en cuestión de solvencia en los tiempos de crisis, por lo cual se requiere una comunicación con los bancos para plantear las necesidades actuales y futuras y así tomar acciones dependiendo de los acuerdos.

Consideraciones adicionales:

1. Las Compañías deben hacer un seguimiento a los niveles de inventario con los que disponen y el análisis de deterioro de estos y en base a ello tomar decisiones acordes a la demanda de los productos; lo anterior, para realizar una adecuada gestión y evitar un efecto significativo en el gasto.

2. Revisar y ajustar el presupuesto corporativo teniendo en cuenta la temporalidad de la coyuntura actual y la incertidumbre generada por el COVID-19.

3. Crear planes de contingencia para maniobrar la volatilidad de las tasas de cambio tales como el monitoreo continuo y la adquisición de forwards.

En el desarrollo de las anteriores consideraciones se hacen relevantes los siguientes indicadores Financieros:

Rotación de cartera: Es importante tener claras las expectativas de pago por parte de los clientes ya que si bien debemos ser conscientes de los impactos esto trae consigo un costo financiero.

Rotación de cuentas por pagar: Este indicador debe ser mayor al de rotación de cartera o al menos igual para lograr mantener un equilibrio financiero.

Rotación de inventarios: Es la manera más común de controlar las existencias y renovación de estas en la Compañía que deberá estar alineada con la demanda de los productos.

Ciclo de conversión de efectivo: Es el plazo que transcurre entre el pago de la materia prima hasta el cobro del producto terminado.

Los nuevos retos tales como: El cambio del comportamiento tanto del mercado como de los consumidores, la reducción de la confianza en el sector financiero, entre otras variables, requieren que los participantes fijen la mirada al riesgo al que se ven expuestos ante esta situación y creen acciones inmediatas y planteen escenarios en el corto y largo plazo ante la incertidumbre. Por tal razón, se requiere una visión más detallada de las operaciones para detectar las oportunidades dentro del modelo de negocio actual ya que la coyuntura no se limita a términos de liquidez o solvencia sino a una transformación y reinvención de la Compañía.

TAGS: #COVID-19 #ESTRATEGIA #TRANSFORMACIONDIGITAL #FINANZAS #DESAFIOSFINANCIEROS